lunes, 21 de septiembre de 2009

Mal humor



A veces, cuando estamos de mal humor, tendemos a cargar nuestra rabia, nuestra ira, o nuestros nervios con los demás, o echar la culpa a los demás de cosas que no tienen, o si la tienen hacerles sentirse mal con ello.
Cuando una cosa se hace con buena intención, hay que tener más paciencia, o saber decir las cosas de otra manera, al menos procurando no hacer daño, simplemente por el echo de tener un mal día...
Y si hay que quejarse por algo, primero hay que enterarse bien de las cosas, del porque se hacen así, y no de otra manera, y preguntar el porque al interesado, pues quizás se tengan motivos para ello.
En fín que días malos tenemos todos, agobios tenemos todos, pero, cuando se trata de hacer algo ameno, y divertido, sin esperar nada a cambio, deberíamos tener más paciencia, y procurar enterarnos de las cosas mejor,no?, porque entonces, pueden quitarle a una las ganas de nada, de no hacer nada, y dejar las cosas como al principio, y así quizás fuesen mejor...
Quizás todo esto os suene un poco subrealista, pero, tengo mis motivos para escribirlo aunque sea un poco "en clave". Lo siento, pero, toy un poquillo cabreada, y tenía que soltarlo...

jueves, 17 de septiembre de 2009

Mi trabajo

A petición de Candela, voy a hablaros un poquito de mi trabajo. Hace ya bastantes años, cuando yo era pequeña, no había monitores que fuesen con nosotros en los autobuses escolares, dependiendo del colegio, solía ir algún profesor en él para vigilar a los niños, o incluso, yo se de autobuses en que los niños iban solos con los chóferes. Hoy por hoy, la ley obliga que en cada autobús escolar, vaya un monitor que cuide de los niños en el trayecto de casa al cole y viceversa, y que cuando se llega al cole (al menos en el mío), a los niños chiquitinos de infantil, les acompañamos a las clases. Mi colegio, cuenta con 10 autobuses en el que llevamos a los niños de primaria e infantil. Mi labor consiste básicamente en cuidar de los niños, ayudarles a subir y bajar del autobús, poner los cinturones a los pequeños, y vigilar a los mayores que los pongan y que vayan bien sentados. Aparte, esto implica también educarlos un poquito y enseñarles una serie de normas, como respetar a los compañeros, no pegarse, no gritar, no comer ni beber en el autobús, y respetar los objetos o mobiliario del autobús (asientos, ceniceros, reposapies, los martillos de seguridad, para romper los cristales en caso de incendio, extintores...etc,etc).
El trabajo es bonito, y coges cariño a los niños, y ellos a tí, pero, requiere mucha paciencia, y el "truco" está en darles una de "cal y otra de arena", es decir, no ser "un ogro", pero tampoco ser como "la mantequilla", es decir que a los niños, "les resbale", todo lo que se les diga, y tomen a uno por "el pito del sereno"; a veces, es complicado, pero, con los años y la experiencia (llevo toda mi vida trabajando con niños de una manera u otra), he conseguido hacerlo, así que estoy contenta. Los niños de infantil, nos salen de clase un cuarto de hora antes de que salgamos del cole, y 10 minutos antes de que salgan los de primaria. Durante ese tiempo, tenemos que estar las monitoras con ellos cuidándoles y yo no se lo que harán el resto de mis compañeras, pero, yo durante ese tiempo, hablo con ellos, o les canto, o a veces, les leo algún cuento que traen. Otra cosa que suelo hacer a veces, (pero esto como cosa personal) y hay que pedir permiso en el cole para ello, es ponerles música; a veces llevo música de parchís o de los payasos de la tele y canto con ellos... pero, vamos que creo que esto lo hago yo sola; no es deber nuestro hacerlo; otras veces, si nos lo piden, simplemente ponemos música de la radio...
Ahora sólo trabajamos media jornada, es decir, los niños, entran a las nueve y cuarto y salen a la una y cuarto, pero a partir de Octubre, y hasta Junio, es horario de mañana y tarde. Cuando comenzamos el otro horario, el de tarde, ellos ya saben que si se portan bien a lo largo de la semana, en el último viaje de los viernes les pongo una peli; y también saben que si se portan bien, el último día de calse antes de las vacaciones de navidad, y el último antes de las vacaciones de verano, las monitoras, les solemos regalar una bolsita con "chuches"(esto es un detalle que corrre a cargo de nuestro blosillo, claro). También nos tocan hacer extras, como por ejemplo en Septiembre y Junio, el servicio de comedores, que consiste en llevar a los niños que han quedado a comer en el colegio a sus casa, vamos a sus respectivas paradas, (y este recorrido dura casi una hora); y este año, como novedad, no se todavía si nos tocará también llevar a los niños que se queden a hacer actividades extraescolares, en el cole. También en los primeros días, hemos echo adaptación, que eso es para los niños de tres años, que entran por primera vez en el colegio; durante tres dís estos niños, entran más tarde al cole que los demás y salen más temprano, para que se vayan adaptando al cole poco a poco, y por eso, hacemos también dos viajes más, pero, tras esos tres días, ya se adaptan al horario normal. De Octubre a Mayo incluido el horario es de nueve y media a doce y media (ahí hago dos viajes), y de tres a cinco y cuarto(que son otros dos viajes). Visto a sí parece poco, pero, hay que estar todo el día subiendo y bajando del cole a casa y de casa al cole; para comer yo al menos, dispongo exactamente de 20 minutos, y acabo más o menos, todos los días a las seis de la tarde. Acabo agotada, pero, me gusta, yo, todo lo que tenga relación con el niño, soy feliz.

En cuanto a nuestro sueldo, estábamos bastante peor el año pasado, pues sólo estábamos aseguradas por dos horas, y el sueldo oscilaba entre 185e, y algún mes, podíamos llegar a los 300 (pero, uno o dos en todo el curso), puesto que nos descontaban por las vacaciones, festivos, días de puente.... Así que este año, al contratarnos por media jornada, y subirnos el sueldo a 325 (menos septiembre y junio), para nosotras, es una mejora considerable, y estamos muy contentas.

sábado, 12 de septiembre de 2009

Vuelta al trabajo!!!



Tras un periodo largo de vacaciones, este Viernes, ya he vuelto al trabajo y con bastantes novedades. La verdad, es que la variación ha sido para mejor. Este año, estamos contratadas ya no por la ETT, sino, que por una empresa de animación que se llama "Huber y Ana" y es bastante conocida aquí en Asturias, aunque también hace trabajos para el resto de España.
Por suerte, hemos pasado a cobrar un sueldo fijo (325e) todos los meses, menos Septiembre y Junio que será la parte proporcional (cobramos un poquito más que otros años), y lo mejor, es que nos han asegurado por media jornada (antes lo estábamos solo por dos horas), así que la mejora ha sido considerable. Como ya sabéis muchos de vosotros, soy monitora en autobuses escolares, y mi trabajo, consiste en acompañar a los niños en el autobús en el trayecto de casa al cole, y del cole a casa. Dicho así parece muy simple, pero, para trabajar en esto, hay que gustar el trabajo con niños, y tener mucha paciencia, pues tener entre 40 y 50 niños en un autobús no es fácil... Además el trabajo es bonito, porque también se les educa, se les enseña a respetar las cosas y a los compañeros, a sentarse bien...
En fín que estoy contenta, pero, agotada, pues estos primeros días son intensivos (el viernes salí a las 8 de la mañana de casa, y no volví hasta las 4y15), pues hay viajes extra , por el periodo de adaptación, de los niños de tres años, que empiezan nuevos al colegio...
En fín que he vuelto con ganas y "las pilas cargadas", preparada ya para este nuevo curso.

viernes, 4 de septiembre de 2009

Inseguridad...

Soy una ilusa, una ingenua. Tras un tiempo de buena racha con mi padre, no se porqué siempre espero que todo siga así, en paz. Y siempre vuelvo a caer en la trampa, una y otra vez...
Tras, una temporada de muy buena racha, ayer ya se vino todo abajo. Le tocó el cable cruzado, y por una tontería, empezó a gritar, a chillarme pegado a mí, y me sentí muy asustada.
Yo es que peco a veces de analizar las cosas, de darles muchas vueltas, y me he dado cuenta de que soy muy insegura, o de que estoy muy insegura. ¿Y esto motivado por qué?, ¿por todo lo sucedido en estos años?. ¿Por qué me creo lo que me dicen?... (pero, como no me lo voy a creer, si eso viene de las personas que más quiero.. aunque lucho por lo contrario, y me están ayudando en eso, mucho tres personillas-"tres mosqueteros"). Y me he dado cuenta, de que aunque desde fuera a él no lo demuestre, me asusto, y mucho, y eso no se si es normal. Después me derrumbo, y busco el consuelo y el abrazo de alguien aunque sea en la distancia; porque aunque es un camino que he escogido yo, a veces se hace duro, y te sientes sola, y se necesita sentir el cariño y apoyo de alguien a tu lado.
Yo es que antes creo que era más fuerte, no era tan insegura, ni asustadiza... no se si es normal lo que me pasa, como me siento...
Para que me entendáis, por ejemplo, el ejemplo que más recientemente me pasó en que me sentí insegura, es cuando tuve que organizar un concurso, y con ayuda!!!. yo me siento, muy patito en muchas cosas, y en el mundo cibernético más todavía... Y aunque no tenía ninguna dificultad, me preocupaba el no saber expresarme con claridad, el meter la pata en algo... no se; y sobretodo, el no valer para ello, por muy fácil que me lo pusiesen o que fuese. Pues a base "de batallar" 3 personillas conmigo, lograron que lo hiciese, y que viera, que no había complicación en ello.
Soy consciente, de que muchas veces la inseguridad, puede conmigo; pero, poco a poco y con ayuda, voy viendo que las cosas no son como "me las pintan", pero, a veces, de verdad, cuesta y sobretodo cuando vás tragando toda la vida con ello.



martes, 1 de septiembre de 2009

Poca sensibilidad

Tengo una amiga, que tiene una minusvalía, concretamente, auditiva; pero, bastante importante. Lo que es increíble, es lo bien que lo lleva, y lo bien que se defiende, tanto en su trabajo, como en su vida cotidiana en general. Ahora, lo que no considero justo es lo que le ha ocurrido la semana pasada.
La pobre, se fue a comprar un móvil, pues el suyo ya estaba a punto de "pasar a mejor vida", y en la tienda en que lo compró, antes de adquirirlo, como no estaba muy segura, le dijeron que se lo llevase sin problema, que lo probase tranquilamente durante una semana, y que si no oía bien con él, pues que sin problema fuera a cambiarlo. Pues,la pobre, no oía bien con él, y cual es su sorpresa, cuando va a cambiarlo por otro, y le dicen que ya no lo puede cambiar, que la semana de prueba, era por si no funcionaba bien,no por si no le gustaba; a lo que ella aclaró,que no era questión de gustar o no,sino de que cuando la llamaban no oía bien, y les recordó a lo que se habían comprometido.
Pues el caso, es que se negaron a cambiárselo, dijeron que no podían hacer nada; y llamó al 609 para quejarse, y la solución que le dieron es que volviera a la tienda, que tenían que cambiárselo. Y así lo hizo, pero, no hubo manera, y ahora se ha quedado con un móvil empatasmado en casa.
Le he dicho que haga una reclamación en el 609, o en la oficina del consumidor, y dice que prefiere dejarlo así, que no va a conseguir nada.
En fín, que va a dejar las cosas tal cual... pero,no hay derecho,¿no creeis?, y más avisando, ella ya cuando fue la primera vez a adquirirlo.
Yo creo, que a veces, somos poco delicados con la gente que tiene una minusvalía(entre la que yo me incluyo, pues sin querer, yo tb reciéntemente, "metí la pata hasta al fondo", por no fijarme en las cosas... y lo lamenté terriblemente... Si me lees perdóname, te lo digo de corazón).
Pero, pienso, que deberíamos ser más solidarios e intentar ayudarles en la medida de lo posible, al menos no haciéndoles sentir peor por la posible minusvalía que tengan, no?