lunes, 21 de septiembre de 2009

Mal humor



A veces, cuando estamos de mal humor, tendemos a cargar nuestra rabia, nuestra ira, o nuestros nervios con los demás, o echar la culpa a los demás de cosas que no tienen, o si la tienen hacerles sentirse mal con ello.
Cuando una cosa se hace con buena intención, hay que tener más paciencia, o saber decir las cosas de otra manera, al menos procurando no hacer daño, simplemente por el echo de tener un mal día...
Y si hay que quejarse por algo, primero hay que enterarse bien de las cosas, del porque se hacen así, y no de otra manera, y preguntar el porque al interesado, pues quizás se tengan motivos para ello.
En fín que días malos tenemos todos, agobios tenemos todos, pero, cuando se trata de hacer algo ameno, y divertido, sin esperar nada a cambio, deberíamos tener más paciencia, y procurar enterarnos de las cosas mejor,no?, porque entonces, pueden quitarle a una las ganas de nada, de no hacer nada, y dejar las cosas como al principio, y así quizás fuesen mejor...
Quizás todo esto os suene un poco subrealista, pero, tengo mis motivos para escribirlo aunque sea un poco "en clave". Lo siento, pero, toy un poquillo cabreada, y tenía que soltarlo...

1 comentarios:

chema dijo...

venga mujer, no te enfades, que no merece la pena enfadarse por nada...
hoy no tengo un buen día yo tampoco, estoy algo griposo...
besos