sábado, 23 de enero de 2010

¿Príncipes-princesas o vagabundos?



Chema, en su blog, ha escrito una bonita entrada acerca de un muy buen musical: My fair Lady; yo no voy a comentar nada acerca de este, pero, si me gustaría comentar una frase que se dice en la película y que cito de tu entrada, con tu permiso chema: "como el mercadillo ya no es su lugar, eliza decide ir a casa de la madre de higgins, en busca de apoyo. la madre la recibe y se sienta a hablar con ella, y en un momento dado higgins llega. comienza un cruce de acusaciones entre eliza y el profesor. ella asegura que siempre la ha tratado muy mal, mientras que pickering, por el contrario, siempre fue un caballero. la madre de higgins interviene, aclarando que su hijo la trataba como a una vagabunda porque ésa era su manera de tratar a la gente. mientras que pickering la trataba como a una princesa, porque él trataba a todo el mundo así. ésa es la diferencia entre unas personas y otras, concluye la madre de higgins."

Y esta frase me ha echo pensar, ¿cuantas veces nos hemos sentido en la vida princesas o príncipes, y cuantas vagabundos?, ¿cuantas veces nos hemos sentido así en nuestra vida ordinaria, en nuestra vida laboral,en nuestro colegio cuando estudiábamos, con los amigos,con nuestra pareja, con nuestra propia familia...?. ¿cómo nos gusta realmente que nos traten?
Yo pienso, que las personas se deben querer a si mismas, si uno no se quiere a sí mismo, mal vamos, pero, yo reconozco, que soy una persona sensible, y que no me quiero todo lo que debería, y que me afecta o me influye lo que los demás puedan pensar de mí, o como me tratan, sobretodo las personas que me importan... No vivo pendiente de ello, y soy yo misma, pero si reconozco que me influye...
Yo no quiero que me traten como una princesa, ni tampoco como un vagabundo, simplemente que la gente me respete y valore por lo que soy, ni más ni menos, pero, eso no siempre ocurre y a veces es duro...
Todos tenemos recuerdos de nuestros profesores, o de nuestros compañeros, o de nuestras parejas, novios/as, familiares, en el trabajo, en que nos han echo sentir un príncipe(o princesa) y también un vagabundo... ¿os ha ocurido esto alguna vez?
Hoy no es que sea mi mejor día(problemas familiares importantes que prefiero no hablar de ellos), pero, me apetecía desde ayer, hacer un paréntesis y reflexionar un poquito sobre esto...
Espero si queréis, vuestras opiniones impaciente!!!

8 comentarios:

chema dijo...

nuria, siento que no tengos un buen día. espero que esos problemas se resuelvan...

deberíamos tratar a los demás como nos gustaría que nos tratasen a nosotros. por ejemplo, mi manera de tratar con la gente es muy distendida y campechana, tal vez porque no me gustan nada las tensiones ni las situaciones violentas. la gente que trata mal a los demás, que de esos todos hemos conocido a alguien (algún jefe, algún profesor...) es evidente que no cumplen esa regla de tratar a los otros como le sgustaría que les trataran a ellos. a menos que a ellos no les importe que les traten mal. es un misterio que, la verdad, no me he parado a analizarlo en profundidad porque la gente así me pone malo sólo de pensar en ellos...

en cualquier caso, de todas las situaciones, las buenas y las malas, se aprende. siempre debemos tomar nota de los gestos que los demás tienen con nosotros y que nos gustan, para hacer nosotros lo mismo, y de las cosas que no nos gustan, para tenerlas como ejemplo de lo que no se debe hacer.

muchos besos y ánimo! mañana estarás mejor.

Geno dijo...

En mi opinión lo más importante es que cada uno se trate a sí mismo como un principe/princesa. Si uno está contento consigo mismo poca gente lo podrá tratar como un vagabundo porque la persona nunca se sentirá así.
Sea loq ue sea lo que te pase, Nuri, espero que se solucione pronto ¡ánimo!

Perín Meison Camuflao dijo...

Pues para darte un ánimu grande, te pongo un enlace que te molará:

http://www.elcomerciodigital.com/prensa/20100125/opinioncartas/correos-20100125.html

Home, no ye el pase directo a la Casa El Princesín,pero fía,ye lo que diz Geno (que poques veces tamos de acuerdo,q a ella le molan Los Planetas,por dios!!): O te apañes tú viéndote bien y queriéndote o nada.Lo que opinen el resto,suele estar de más,ciertamente.Asina que haz el favor de mirate al espejo,dar un pasu adelante y "patrá", ni pa coger carrerilla!!!

Aurin dijo...

Perínnnn... que ilusión!!!,no había visto la carta!!!!; esa es otra que escribí... menos mal que al menos esta me la publicaron

Shirat dijo...

Ups. Veo que mi comentario de esta mañana no ha salido.

En fin, básicamente te comentaba que intentes animarte. Tienes que quererte un poco más, si tú te ves bien y te quieres, la forma de mirarte de los demás también cambia. Sé que es fácil decirlo, porque a veces nuestros complejos y miedos nos hacen estar distantes, y eso hace que los demás se aparten con lo que el problema se agrava.

Un besazo.

Candela dijo...

No me he enterao de na, pero yo soy una princesa y de eso no me cabe la menor duda.

Aurin dijo...

Jajaja,cande sto no tiene mucha importancia, no es más porque me llamó la atención del comentario de chema, y me dio por preguntar por esto: como nos sentimos, y como nos gustaría sentirnos o que nos traten, o como nos tratan... Lo que esta claro, es que hay que quererse mucho a uno mismo(tengo que aplicarme más esto),pero, que nos encanta en el fondo que nos traten como príncipes o princesas...No?

Inma dijo...

Yo paso de sentirme una princesa a sentirme una vagabunda con una facilidad sorprendente...varias veces al día.
Un beso Aurin